jueves, marzo 08, 2007

Qué desolación causa llamar a un amigo que hace mucho que no ves y que te conteste con una onda tal que te da la sensación de haber llamado a un teléfono encontrado al azar en la guía.

4 comentarios:

Lolo Lontananzo dijo...

Lamento tu experiencia telefónica.
Me hizo acordar a cuando era más chico y con amigos hacíamos llamadas al psuedo-azar con la guia telefónica.
Por ejemplo: Encontrábamos a una señora que se llamaba "Dina Fernández" y le preguntábamos "¿Cómo anda el señor Dinosaurio?". Cortábamos y nos reíemos como idiotas. De hecho, teníamos 14 años y éramos idiotas.

No te desanimes. Las personas cambian. Por ejemplo, ya no soy tan idiota. Quizá otras personas hacen un proceso inverso. Nadie sabe.


Lolo.-

Terrorista Emocional dijo...

Quizas es todo lo contrario: justo necesitaba un llamado como ese...

federico dijo...

hola, soy el amigo al cual llamastes. sí, fue así como decís. pero estaba bajo los efectos de un ansiolítico y otro medicamento más de cuyo nombre no puedo acordarme que me dejaron grogui. el motivo es un problema genital que no querría extender a los demás lectores pero que me tiene adolorido me tiene.
sori abaut la poca onda, pero estaba imcomfortably numb.

alicant4ever dijo...

En ocasiones la amistad puede llegar a ser relativamente trivial.
Eso es lo que te pasó a vos.

Un beso desde Alicante,España

alicant4ever