viernes, marzo 09, 2007

¡Feliz día del sexismo!

No es que yo no esté de acuerdo con el día de la mujer. Es una conmemoración que tiene sustento en las circunstancias trágicas que le dieron origen y también porque un siglo después sigue existiendo violencia hacia mujeres en países donde no se concibe como tal el Derecho Humano de la mujer, y también en los que -como el nuestro- los dos sexos tienen supuestas garantías legales de igualdad de trato y oportunidades.

Sin embargo, el mensaje del que me mofé en Puaj , o mejor dicho ese tipo de mensajes me parecen necios. No son más que una obsecuencia culposa de quien no hace evidentemente lo necesario para que las leyes se cumplan, y también los veo como un autoelogio narcisista de mujeres que suelen llenarse la boca con frases como “las mujeres damos vida” o “las mujeres somos más sensibles” o “las mujeres luchan más”. Todos discursos sexistas que refuerzan la discriminación que pretenden estar combatiendo.

El hecho de que una mujer haya criado presidentes no quiere decir que haya sido una madre excelente o una fábrica de genios, por ejemplo. Repasemos la historia de nuestros presidentes y con la mayoría llegaremos a la conclusión de que era preferible que hubieran usado preservativo aquel día que los concibieron.

Además, estoy harta de que mencionen el hecho de criar gente, amamantar, “albergar vida en su interior”. Hay mujeres que no pueden tener hijos y eso no las hace menos mujeres, el mito de la mujer=madre se está intentando eliminar desde la psicología, la psicología social, la filosofía y desde las propias mujeres que quieren SER lo que ellas quieren ser sin que se las juzgue. Siento que miles de discusiones y de acciones diarias de millones de mujeres a las que no les lavaron la cabeza se caen de un sólo plumazo con saludos, repito, sexistas como estos.

Lo de “sos madre, hermana, tía, etc etc” está puesto de relleno: es una obviedad. Todas las personas son hermanas, hijas, tías o primas de alguien.

Pero lo peor es eso de elogiar el trabajo de burro de algunas mujeres como si el hecho de deslomarse las convirtiera en valiosas. Da la sensación de que a las mujeres que efectivamente así pasan sus días (trabajando diez horas afuera, trabajando “más duro aún” en sus casas) les quieren dorar la píldora para seguir exigiéndoles eso, porque total “las mujeres pueden”.

Cada persona es distinta, basta de generalidades sexistas y obsecuentes. Hay mujeres que luchan y están las que no, están los hombres sensibles y los crueles, están los trabajadores y los vagos, al igual que las mujeres. Están los hombres que crían a sus hijos y las mujeres que abandonan a sus bebés en una bolsa.

El elogio de las virtudes de la humanidad no puede limitarse a un sólo sexo. Hay cualidades que son humanas, no exclusivas de un sexo o género. Y que no se confundan más sexo y género, por favor, que esa también es otra categoría que pretende endilgar cualidades o virtudes per se, limitando la posibilidad de aceptación, de tolerancia y de individualidad de las personas.

Por eso me molestan estos saludos. El día de la mujer es, según mi interpretación, el día de la mujer trabajadora, no el día de la que nació con útero. Es el día de la persona que, estando en desigualdad de condiciones en una época de gran desigualdad, se atrevió a desafiar, a pelear por su dignidad, y pagó por ello con su vida.

Debemos elogiar la valentía que la hizo atreverse a elevar su voz ante las diferencias y las discriminaciones, no perpetuar esas diferencias, un siglo después, endilgando tareas específicas o pretendiendo asignar sacrificios valiosos como si ser mujer se midiera por la capacidad de ser mártir.



* El aviso que sí me gustó salió en el diario Metro, de Barcelona, el 8 de marzo de 2006. Prestada del sitio de Kiyoaki

3 comentarios:

Lolo Lontananzo dijo...

Niña Loli,
No se trata de una devolución de gentilezas, pero tu post me pareció impecable.
Mucho se ha dicho del tema, pero considero que lo sintetizaste de una manera tan acertada que, a mi criterio, es publicable no en un blog perdido en el ciber-mundo, sino en alguna revista de prestigio.
Cuando sea un magnate multimedios te convocaré.
¡Mis reverencias!

lucasb. dijo...

ya no recuerdo como llegué a tu blog: fue link, tras link, asi que... en fin, me encantó lo que pusiste, estoy 200% de acuerdo con lo que pusiste. no se trata ni de vanagloriarse de ser mujer o ser hombre (así nacimos, no hicimos ningun mérito para lograrlo), de modo que la felicitación está de más. son aberrantes las propagandas como las de hinds que dicen: regalennos flores, bombones o el desayuno en la cama, es el dia de la mujer (!). con ese pensamiento este día nunca habría acontecido, para empezar.
ahí se ven!

Andy dijo...

A mí tambien me gustó el aviso...

no olvides que también hay hombres golpeados, hombres oprimidos y hombres maltratados. Son menos pero los hay.

Pese a todo, feliz dia atrasado