viernes, febrero 23, 2007

Cómete el emparedado, cariño

Nunca transaré: odio con toda mi alma los doblajes de pelis, documentales, series, avisos de Sprayette (esos me divierten), realities y lo que sea. Los odio.
Odio el adjetivo "sweet heart" que usan los yanquis. Es lo más cursi que escuché en nombres cariñosos. Es peor que "bichi".
Pero lo peor son los doblajes, su falta de actuación y sus sustantivos.
Emparedado nevera cabello patatas calcetines cazadora cariño maldito canalla refrigerador cielos rayos y centellas aretes traje de baño filete refresco bastardo batido barbacoa chuleta y cacahuete. Ah! Y perro caliente.

9 comentarios:

Lolo Lontananzo dijo...

Loli, sweetheart, debes entender que hablamos un español neutro que en la realidad no se debe hablar en ninguno de los países en los que hablamos este idioma.
¿Cómo habrá sido la convención que estableció tales códigos para los doblajes?
Me imagino un montón de yanquis escuchando traducciones que les sonaban bien en el oído.
Comparto tu odio. Prefiero no ver la película a ser parte de ésa convención odiosa. Además, se pierde la calidad del sonido ambiente de la producción original y nos la reemplazan desvergonzadamente por efectos sonoros doblados. Triste.

Ahora me voy, un camarada me espera en la acera para ir a comer barbacoa con tocino.

Lariten dijo...

Gracias Lolo. De todas maneras me había olvidado de tina y lavabo, que un amigo que se fue a vivir a españa los usa y lo quiero matar.

Terrorista Emocional dijo...

También es horrible las voces que les ponen a los actores (auqnue a veces le pegan. No sé, pocas veces quedo contento.

Anónimo dijo...

estimada: voy a pasar por alto lo superficial del comentario (no le estoy diciendo desatinado, sólo superficial eh?) para preguntarle si usted prefiere ver los increíbles y qeu los boludos argentinos digan:
"pero sho quería ser tu posho"
y cosas así
medítelo
y espero qeu su próximo post sea un poco más profundo
(está en TODO su derecho de no publicar este post, por supuesto)
termo

Lariten dijo...

Terrorista: sí, las voces son horribles, forzadas, dicen la erre medio rara, incluso en muchas películas escuché la conocida voz de "El jefe" del Superagente 86 y me comí que estaban dando eso, para llegar corriendo y ver en la pantalla, ponele, a un piloto de avión.

Termo: Los dibujos animados no son un doblaje, porque no existe el tal actor original. Y cuando se hacen bien, se contratan actores para las voces de cada personaje. Eso se hizo en Los increíbles, el error fue que se utilizaron tonos y modismos de porteños en la cancha.

Y sí, es superficial, pero en ningún momento pretendí hacer un blog lleno de profundidades. En ese caso no sería el mundo de los Ñopos, sería una puesta en escena.

dibujador dijo...

lo peor que escuché en una película doblada fue "oríllate"; era uno que le decía al otro que estacione el auto.

Lariten dijo...

Jajaja!!! "oríllate" me suena a "méate". ¿no?

peanuts! dijo...

Jajaj... ge-nial.
Comparto tu aberración por los doblajes, pero en mi caso se potencian a la cuarta cuando sin previo aviso están dobladas al ESPAÑOL y no al castellano neutro.
Son ESPANTOSAS y le quitan toda la magia que puedan tener. Es deserotizante, desencantador.

Walter Hego dijo...

Hola, Lari.

Totalmente de acuerdo: en subtítulos y doblajes nos infligen las atrocidades más increíbles.

Pero lo más grave no es la cuestión del léxico, ya que hay lugares de habla castellana donde a los sandwiches se les dice "emparedados", por ejemplo.

Lo peor es que muchas veces las traducciones son francamente malas. En mi blog publiqué algunos de los dislates más gruesos que he visto en algunas series. Pasá cuando gustes.

Salú.